martes, 24 de marzo de 2009

HIMNO DE UN ÁNGEL PARADO EN UNA PATA


´Habiendo leído: "La reina Isabel cantaba rancheras", ya no debe ser para ustedes desconocido Hernán Rivera Letelier y su particular forma de escritura. Es imposible no recordar a la chabelita en su entorno social, cuando vamos descubriendo el ambiente en el que se desarrolla esta novela. Sabido es, que la mayor parte de las novelas de este autor se dirigen siempre hacia los finales del tiempo para las salitreras y evidentemente también para los pampinos.

Existe más de algún elemento interesante de analizar en este libro, pero yo solamente les solicitaré que se basen en los siguientes:

¿Qué les dice a ustedes si recordamos la figura del pícaro que revisamos en la literatura años atrás?, o ¿De qué manera el título de esta novela nos revela parte de la trama? Y tal vez sería interesante analizar la figura protagónica, su evolución a través del relato y el entorno sociocultural en el que se encuentra inmerso.


Con eso creo que podrán reflexionar y analizar parte del libro.


Besitos

Tía Ely

7 comentarios:

Rudolph dijo...

Bueno, antes que todo, hola a todos los lectores de este comentario y ojala que les sirva.
En este libro la figura del Pícaro, que se le adjudica a su protagonista, se aprecia de forma indirecta, ya que en el transcurso del relato, Hidelbrando va contando sus hazañas, que por lo general suceden en la oficina Algorta, con cierto dejo de inocencia mezclada con la circunstancia propicia, ya que ningún hecho importante fue pensado por él (fue en la mayoría por la casualidad) ; visto desde esta perspectiva Hidelbrando vendría a encarnar a un personaje Antipìcaro,aunque comparte con este características como que su situación no cambia ni evoluciona mayormente.
Ahora bien, con respecto a la relación que se da entre el titulo de la obra y la trama de esta, es de carencia de algo bueno que se interpreta como "ángel" (aunque después se verá el fanatismo del personaje hacia estos), que esta en una realidad (parado en una pata), mientras que la otra se encuentra en el pasado de la pampa, que se recuerda en la mayor parte del relato como algo nostálgico.
En consecuencia la trama trata de un día en la vida de Hidelbrando del carmen , cuya figura representa la beatitud que algún día tuvieron las salitreras, junto con la inocencia y pasividad de su vida, al verse contrastado con la agitada vida de una gran ciudad como Antofagasta; con respecto al tiempo, se ve que en cada una de las partes principales del día hay, depende del caso, un flashback o racconto los cuales sirven para entender la actual situación del protagonista, la que se desarrolla en un entorno sociocultural, lleno de conceptos religiosos,ya que son evangélicos, de los cuales Hidelbrando no representa la mayoría, dejando de vivir en torno a la religión, y se deja influenciar por su curiosidad hacia las cosas; junto a esto se da una atmósfera de clase social baja, lo que no mejora en el relato ,pero no se lleva con angustia por parte del protagonista, ya que en su calidad de "pícaro" se las ingenia para conseguir lo que quiere, resultando victorioso.
Otro punto interesante de analizar, es el hecho de que Hidelbrando se siente siempre en carencia de algo, al comienzo del relato se ve que siente lastima por un zapato de guagua perdido, y al final se encuentra con un llamativo zapato rojo de mujer el que intenta devolver, en este punto se ve la evolución psicológica del personaje donde ya se acostumbra al nuevo estilo de vida, sintiéndose con menos carencia y más adaptado.

bueno ese ha sido mi comentario, ojala que les sirva.
Saludos Rudolph-.

Miila dijo...

Mmmm...
La figura de pícaro se ve muy reflejada en Hindelbrando. Desde un principio no se puede apreciar fácilmente por la "aclaración" de pertenecer a a la iglesia evangélica, en donde se le prohiben un sin fin de cosas. Pero a medida que avanza el libro podemos darnos cuenta de que él no sigue exactamente los patrones de esta iglesia, esto se debe al no poseer una figura adulta que lo guíe correctamente por el camino adecuado.

Su figura picarezca sale a relucir en muchas ocasiones, como por ejemplo cada vez que se encuentra con una fémina, la observa, piensa en sus características e inmediatamente la compara con otra mujer que el haya conocido en Algorta.

Cuando relamente se muestra de una forma pícara es en el momento en que se encuentra en el cine; busca a una mujer que se encuentre sola, se acerca a ella y de a poco comienza un contacto físico hacia ésta. Y si ella no le hace ningún ademán de rechazo él prosigue con su acción.

Así podemos darnos cuenta de la presencia del persona pícaro en este libro.

Ojalas sea lo que usted pidio (=

Camila Miranda

Catalina dijo...

Himno del Ángel Parado en una Pata.

Bueno, tía Ely, si me pregunta por el titulo debo decir que lo primero que se me vino a la mente fue la alusión a algún motivo religioso, partiendo de este punto única y exclusivamente por "el ángel" con el avance de la lectura, termino por concluir que con respecto al título de la obra los ángeles son un motivo recurrente para Hidelbrando puesto que su familia está completamente inmersa en la religión evangelica.
Por otro lado teniendo como antesala a "La Reina Isabel Cantaba Rancheras" (incluso se menciona en el libro) nos encontramos de nuevo en un mundo posterior a el auge de las salitreras, pero desde otro punto de vista: el protagonista es un pre-adolescente, quien con sólo 13 años sobrevive en soledad y sin la guía de un adulto por la vida, su madre ha muerto y su padre debe trabajar a las afueras de la ciudad, cabe señalar que pese a esto Hidelbrando, está en plena conciencia de los valores que sus padres le entregaron sobretodo a lo referente a la religión por lo cual intenta alejarse de lo "malo" del mundo; pese a esto, y como todo adolescente se desenvuelve por la vida y las cosas "mundanas", como por ejemplo el cine y sus experiencias sexuales, estas últimas propiciadas por las circunstancias en donde se deja llevar por el instinto y nada más. Volviendo al título recuerdo la comparación que el protagonista hace de un ángel con un ave, especificamente con una gallina que pasa las lastimosamente parada en una pata sin poder alzar el vuelo por el recorte de plumas que sus dueños le hacen, podriamos decir que este "ángel" no puede pararse en sus dos "patas" y que por tanto no se encuentra en plena libertad, mediante sus relatos de la vida transcurrida en Algorta, la pampa y las salitreras, nos lleva a pensar sin la intervención directa de Hidelbrando como éste ÁNGEL debería tener el derecho a caminar sobre sus dos pies.
El protagonista, pese a que disfruta su libertad y su tiempo a sus anchas, puesto que trabaja para comer y vivir como desea y no debe estudiar, vemos como ciertas situaciones se le escapan de control como lo sucedido al final del libro con el zapato rojo, vive en soledad y termina por necesitar a su padre, su rigurosidad, su guía e incluso recurre a las plegarias de antaño.
Finalmente me gustaría agregar que la visión de pícaro que visualizamos por ejemplo en el Lazarillo de Tormes, se parece a Hidelbrando en cierto aspecto, quizás por su ingenio para sobrevivir y las peripecias que pasa en su vida, y una que otra aventurilla de "niñito fresco", no obstante nuestro protagonista, peca de inocente en muchas situaciones que la vida le pone por delante, ayudando a ciertas personas pasa por situaciones indeseadas en fin, Hidelbrando hace que veamos el mundo del proletario, del trabajador pampino mediante sus propios recuerdos en contraste con la agitada vida de ciudad, pretende hacer justicia de los ángeles guardianes que tratados injustamente hacen lo que pueden por cuidar de cada uno, o al menos eso soñaba despierto sobre su ángel parado en una pata, a quien termina friendo por equivocación.

Maru dijo...

Bueno para empezar haré alusión al personaje pícaro, un personaje marginal, que pasa necesidad, astuto, pillo, burlador, presta servicios a los demás,como se ve en el lazarillo de tormes (libro que leímos hace un tiempo atrás ), en paralelo con el personaje presentado en este libro, tenemos a Hidelbrando del Carmen un niño que al igual que el Lazarillo pasa necesidad (siempre ha vivido en una casa pobre, que no poseía agua, luz, ni siquiera un piso de madera) pero este se caracteriza por una inocente astucia (que lo a ayudado a escapar de varias situaciones casuales en que se ha visto inmerso ) y al contrario de el lazarillo este no engaña a las personas, ni los burla ( mas bien a veces a el lo engañan por ser un personaje muy inocente como le paso con el incidente de el ropero ).
Con lo que respecta al titulo HIMNO DE EL ANGEL PARADO EN UNA PATA nos puede hacer alusión a 2 cosas importantes, al decir ángel se me viene a la mente un personaje puro, inocente y parado en una pata a algo que esta desequilibrado, ¿por qué en una pata y no en las 2? Porque algo le falta a ese personaje, algo importante q lo tiene hay, quizás esto nos puede hacer alusión a algo que ha dejado atrás en el pasado, quizás recuerdos, experiencias.
Por ultimo haré referencia al medio y evolución que tuvo el protagonista de esta historia; este niño es de clase social baja ya que siempre ha vivido en un hogar sin lujos (como dije anteriormente no poseían luz, agua, ni piso de madera, además se nota q es pobre cuando habla de que su casa esta empapelada de diario o revistas); Es hijo de padres evangélicos (por lo que esta inmerso en un ambiente lleno de religiosidad), según sus creencias el no podía bailar, ir a los cines, o leer otra cosa que no fuese la santa escritura, pero a pesar de ello tras la muerte de su madre ( luego de haber emigrado porque en el otro lugar que habitaban se había acabado el trabajo)y su padre que no pasaba casi nada de tiempo en casa ( ya que pasaba la mayor parte del tiempo trabajando o en la iglesia) este pasaba la mayor parte del tiempo solo ( a pesar de vivir atrás de la iglesia junto con otras 2 casas) x lo que no paso mucho tiempo para que este fuera atraído x todas las tentaciones mundanales: el cine (se hace fanático de las películas mexicanas), la música, el baile (en la casa de la rubia Mireya) y un amor de un carácter mas sexual.
Gracias a los flash back que nos presentaran situaciones o recuerdos pasados que el a vivido podemos darnos cuenta de la evolución de el personaje, un niño que ha ido madurando a través de el paso de la historia; Algo que nos ayuda a darnos cuenta (como lo dijo el Rudolph) de esto es cuando hace referencia el zapatito de guagua algo que es tan común quizás ver por hay pero que posee un gran significado aquí: Algo que representa la más pura inocencia, algo infantil, y al final el hacer referencia a otro zapato: un zapato rojo de mujer algo que representa la adultez, madurez.

Bueno creo que aquí termina mi súper análisis XD, espero que sea de su agrado ^^

Marcela Mura

Tatán dijo...

Saludos a las contertulias y contertulios que leen el presente blog.

He aquí mi crítica-análisis del libro que nos convoca esta ocasión.
"Himno del ángel parado en una pata" un título que nos plantea una serie de interrogantes, por qué es un "himno", de algo tan celestial y divino como "un ángel" y que tiene el descaro de estar "parado en una pata".

Hidelbrando del Carmen(nombre que por sí suena gracioso, cantadito y un tanto irónico para nuestro héroe)es un chico de 13 años, con el que compartimos un día de su trabajo, y muchos de sus flashs backs en que nos son narradas sus historias.

Hidelbrando del Carmen, pícaro por excelencia. Tiene todas las cualidades de Lázaro (Lazarillo de Tormes), pero es debemos recalcar algo. Si bien, una suma de circunstancias, hacen que este chico viva sus experiencias; nunca deja de ser un niño de trece años, ingenuo y con una imaginación inigualable. Es un pícaro inocente, llevado por ángeles a vivir momentos que quedarán en su retina. Un pícaro que irónicamente es evangélico, mostrando que hasta la gente más pulcra (o que se dice ser pulcra), tiene deseos y pensamientos carnales, humanos ( como lo plantea el hermano Tenorio López).

El título nos indica la presencia del factor celestial, divino y picaresco del libro. Un ángel cantando un himno, ridículamente, parado en una pata.

La evolución de Hidelbrando del Carmen no se produce "durante el día de trabajo en sí", sino, mediante la variedad de recuerdos que nos presenta el relato. Relatos que siguen un corriente de conciencia, una ramificación extensa de una pequeña idea, que en su clímax, es vuelta a la realidad del presente. Dejándonos anonadados con tales historias.
Anécdotas propias o ajenas, que marcan la manera de pensar del personaje de una manera mágica; y es en lo que se caracteriza Hernán Rivera Letelier, en hacer uso de los cuentos y leyendas populares para crear un ambiente mitológico para explicar las cosas.

Económicamente hablando; Hidelbrando del Carmen vive del trabajo de su padre viudo y de su empleo como repartidor de periódicos en Antofagasta. Además de esto (y como factor religioso además), profesa la religión evangélica (pagan el diezmo) que lo llena de valores que forman parte de su conciencia, pero no de su vida. La religión lo ata moralmente a una serie de reglas que durante la historia, Hidelbrando del Carmen, evade, rompe y pasa por alto, siempre apoyado en la figura de los ángeles presentes en todos sus actos. En el ámbito psicológico, el personaje principal tiene grandes cavilaciones, al punto de llegar a crear posibles "sucesos" y posibles "conversaciones" entabladas con sujetos que probablemente no existen, pero que en su mente están presentes, y se prestan para matar el tiempo y ocupar su imaginación. Hidelbrando del Carmen tiene su cuota de malicia. Es un joven vengativo, valiente, arriesgado, y lleno de sentimiento que pierde la paciencia en peleas y rompe a llorar por pena, por decepción. Es un pecador, voyerista, pero siempre, siempre con la inocencia de un niño por delante.

Cabe destacar el uso, humilde y juicioso , que hace el narrador de la intertexualidad. A más de uno le debió pasar que cuando leyó algo referente a la Reina Isabel, bajó la mirada a las última líneas de la página para ver si se trataba de ella o no.

En fin, el libro sigue la línea más que conocida de Letelier, graciosa, irónica y negra. Nos muestra una realidad, cruda, pero risueña. Nos hace sacar risas entre sus líneas, y sobre todo.
Nos hace entender la importancia de los símbolos en nuestras vidas.
La guía de los ángeles. Nuestro propio destino.

Bastián Aballay.

Anónimo dijo...

Disculpa la molestia, pero me harán escribir un ensayo sobre este libro, ¿ cuál tema escogerían ustedes para desarrollar el ensayo desde un punto de vista objetivo?

*Haku-Neko* dijo...

yo estoy haciendo un informe o ensayo (como quieran llamarle)y necesito que me den ideas de como dar una buena aclracion del ambiente. gracias los comentarios anteriores me ayudaron mucho :)